Ubicación: A 000 10.

Casa Editorial El Tiempo

Pasta Dura, 302 Páginas. Libro leído en buen estado.  "...El desarrollo de El Carnero es cronológico y empieza con la organización de la expedición de Fernández de Lugo que partió de Santa Marta a la conquista del altiplano cundiboyacense. Describe también la conquista de los cacicazgos de Tunja, Bogotá y Medellín, aunque la mayor parte de la obra se concentra en el estudio del establecimiento de la Audiencia y su desempeño a lo largo de algo más de medio siglo. Más que la simple relación gubernativa en la que se presentan cronológicamente los gobiernos de l a Audiencia,  los  arzobispados  y l as alcaldías,  el texto  de Rodríguez Freyle   contrasta sus valores y,  en todo caso,  sugiere sus aportes  positivos o   negativos a la prosperidad del reino.

En términos de género, El Carnero no es una crónica histórica en sentido estricto. Es más bien, una combinación de géneros como la propia crónica, el relato picaresco y el sermón moral. Estos distintos géneros se mezclan en un relato escrito en forma gustosa y cálida. Óscar Gerardo Rosas, quien escribiera una presentación a una de la ediciones más populares de El Carnero (1968), observó que estaba conformado por un conjunto de historielas. Especie de narraciones breves, tal vez antecedente del cuento, la historiela le permitió a Rodríguez Freyle narrar historias asombrosas, divertidas y picantes que resultan sorprendentes para su época..."

El carnero - Juan Rodríguez Freyle - Isbn 9587060415

$20.000
El carnero - Juan Rodríguez Freyle - Isbn 9587060415 $20.000

Ubicación: A 000 10.

Casa Editorial El Tiempo

Pasta Dura, 302 Páginas. Libro leído en buen estado.  "...El desarrollo de El Carnero es cronológico y empieza con la organización de la expedición de Fernández de Lugo que partió de Santa Marta a la conquista del altiplano cundiboyacense. Describe también la conquista de los cacicazgos de Tunja, Bogotá y Medellín, aunque la mayor parte de la obra se concentra en el estudio del establecimiento de la Audiencia y su desempeño a lo largo de algo más de medio siglo. Más que la simple relación gubernativa en la que se presentan cronológicamente los gobiernos de l a Audiencia,  los  arzobispados  y l as alcaldías,  el texto  de Rodríguez Freyle   contrasta sus valores y,  en todo caso,  sugiere sus aportes  positivos o   negativos a la prosperidad del reino.

En términos de género, El Carnero no es una crónica histórica en sentido estricto. Es más bien, una combinación de géneros como la propia crónica, el relato picaresco y el sermón moral. Estos distintos géneros se mezclan en un relato escrito en forma gustosa y cálida. Óscar Gerardo Rosas, quien escribiera una presentación a una de la ediciones más populares de El Carnero (1968), observó que estaba conformado por un conjunto de historielas. Especie de narraciones breves, tal vez antecedente del cuento, la historiela le permitió a Rodríguez Freyle narrar historias asombrosas, divertidas y picantes que resultan sorprendentes para su época..."