Ubicación:  A 00010.

Casa Editorial El Tiempo.

Pasta Dura, 177 Páginas. Libro leído en buen estado.    "...Esta historia se desarrolla en Tuluá, Valle del Cauca, entre 1946 y 1957. El país es dirigido por un gobierno liberal, asignando partidarios liberales en los cargos públicos de todo el país, que está cercano a las elecciones. León María Lozano es un militante conservador en un pueblo de mayoría liberal, razón por la que es discriminado por la mayoría de los habitantes, con la excepción de sus simpatizantes en el partido y por Doña Gertrudis Potes, importante militante liberal en el pueblo.

La historia comienza en la Catedral, mientras León María Lozano y Gertrudis Potes asisten al sermón del párroco, quien constantemente sataniza a los liberales y martiriza a los conservadores con distintos episodios de la historia colombiana; el primero fue la masacre de la Resolana donde se extermina a una familia conservadora. Gertrudis evidencia esta verdad mientras habla con Don Julio, un partidario conservador. Al salir de la iglesia, León María se acerca a Doña Gertrudis para pedirle su ayuda en la búsqueda de un trabajo.

Cuando trabajaba como vendedor de libros, León María Lozano padece uno de sus ataques de asma (que se repiten a lo largo de la película); es tras este ataque que León María Lozano confiesa su mayor miedo profetizado en su niñez por un brujo de Palmira..."

Cóndores no entierran todos los días - Gustavo Alvarez Gardeazábal - I sbn 9587060210

$24.000
Cóndores no entierran todos los días - Gustavo Alvarez Gardeazábal - I sbn 9587060210 $24.000

Ubicación:  A 00010.

Casa Editorial El Tiempo.

Pasta Dura, 177 Páginas. Libro leído en buen estado.    "...Esta historia se desarrolla en Tuluá, Valle del Cauca, entre 1946 y 1957. El país es dirigido por un gobierno liberal, asignando partidarios liberales en los cargos públicos de todo el país, que está cercano a las elecciones. León María Lozano es un militante conservador en un pueblo de mayoría liberal, razón por la que es discriminado por la mayoría de los habitantes, con la excepción de sus simpatizantes en el partido y por Doña Gertrudis Potes, importante militante liberal en el pueblo.

La historia comienza en la Catedral, mientras León María Lozano y Gertrudis Potes asisten al sermón del párroco, quien constantemente sataniza a los liberales y martiriza a los conservadores con distintos episodios de la historia colombiana; el primero fue la masacre de la Resolana donde se extermina a una familia conservadora. Gertrudis evidencia esta verdad mientras habla con Don Julio, un partidario conservador. Al salir de la iglesia, León María se acerca a Doña Gertrudis para pedirle su ayuda en la búsqueda de un trabajo.

Cuando trabajaba como vendedor de libros, León María Lozano padece uno de sus ataques de asma (que se repiten a lo largo de la película); es tras este ataque que León María Lozano confiesa su mayor miedo profetizado en su niñez por un brujo de Palmira..."