Libro leído 

Ubicación Tienda A0002 

Durante sus primeros años de cautiverio, Clara Rojas fue invisible para los medios. El brillo de Íngrid Betancourt siempre opacó a la fiel asistente y amiga que la acompañó incluso al viaje del secuestro. Ahora es diferente. Las memorias del cautiverio de Clara Rojas son uno de los libros más esperados en Colombia y Francia. Con lo que ha vivido, ella no sólo encarna la amistad y la lealtad, sino la valentía y el milagro de la vida, al dar a luz en medio de la humedad y la oscuridad de la selva. Quien quiera leer el libro como una compilación de chismes sobre la vida privada de los secuestrados puede llevarse una decepción. También se la llevará quien espere una novela de aventuras. Se trata más bien de un relato a medio camino entre el ensayo personal y la crónica de la selva, con un tono de reflexión que, aunque no llega a ser filosófico, sí explora por momentos el alma de guerrilleros, secuestrados, políticos y el suyo propio.

El libro tiene un poco de expiación de su pecado original por haber viajado aquel día con Íngrid, hacia el secuestro, aun en contra de sus propias corazonadas. Tiene mucho de herida abierta respecto a Betancourt y el ingrato desenlace de su amistad. En algunos pasajes se palpa un verdadero misticismo alrededor de la soledad y el sufrimiento. Destila gotas de resentimiento con sus compañeros de cautiverio. Hay ambigüedad frente al dolor y la alegría que le produjo la maternidad, y al trato que recibió de los guerrilleros. Y, por supuesto, un final feliz, que todo el mundo conoce. Fuente Revista semana 

Cautiva - Clara Rojas - Libro editado por Norma ISBN 9789584517319

$22.000
Cautiva - Clara Rojas - Libro editado por Norma ISBN 9789584517319 $22.000

Libro leído 

Ubicación Tienda A0002 

Durante sus primeros años de cautiverio, Clara Rojas fue invisible para los medios. El brillo de Íngrid Betancourt siempre opacó a la fiel asistente y amiga que la acompañó incluso al viaje del secuestro. Ahora es diferente. Las memorias del cautiverio de Clara Rojas son uno de los libros más esperados en Colombia y Francia. Con lo que ha vivido, ella no sólo encarna la amistad y la lealtad, sino la valentía y el milagro de la vida, al dar a luz en medio de la humedad y la oscuridad de la selva. Quien quiera leer el libro como una compilación de chismes sobre la vida privada de los secuestrados puede llevarse una decepción. También se la llevará quien espere una novela de aventuras. Se trata más bien de un relato a medio camino entre el ensayo personal y la crónica de la selva, con un tono de reflexión que, aunque no llega a ser filosófico, sí explora por momentos el alma de guerrilleros, secuestrados, políticos y el suyo propio.

El libro tiene un poco de expiación de su pecado original por haber viajado aquel día con Íngrid, hacia el secuestro, aun en contra de sus propias corazonadas. Tiene mucho de herida abierta respecto a Betancourt y el ingrato desenlace de su amistad. En algunos pasajes se palpa un verdadero misticismo alrededor de la soledad y el sufrimiento. Destila gotas de resentimiento con sus compañeros de cautiverio. Hay ambigüedad frente al dolor y la alegría que le produjo la maternidad, y al trato que recibió de los guerrilleros. Y, por supuesto, un final feliz, que todo el mundo conoce. Fuente Revista semana