Hermann Hesse - Para principiantes - Gonzalo Carranza /Luis Scafati

Hermann Hesse para principiantes - Gonzalo Carranza /Luis Scafati ISBN 9879065808 LIBRO NUEVO 

La literatura no es importante para mi, no pienso en la fama. En cambio, me propongo cautivar a algunos lectores atentos y convertirlo en amigos personales , escribió Hermann Hesse en 1903. La historia de esa amistad produjo, a lo largo de la primera mitad del siglo XX, algunas de las obras más importantes de la literatura alemana contemporánea. No sorprende, entonces, que los jóvenes de todo el mundo continúen leyendo Demian (1919), Siddartha (1922), El lobo estepario (1927), Narciso y Goldmundo (1930) y El juego de abalorios (1943) con el mismo entusiasmo con que lo hacían sus primeros destinatarios en Berlín o en Zurich.El amor a la naturaleza, el pacifismo y la preocupación por las religiones orientales son algunos de los temas que reaparecen en sus textos. Pero Hesse nunca adhirió a una doctrina determinada, ni pretendió convertirse en un maestro. La escritura no era para él más que una manera de descubrirse a sí mismo.En Hermann Hesse Para Principiantes, Gonzalo Carranza y Luis Scafati recrean los riesgos que supone seguir el propio camino.

Hermann Hesse - Para principiantes - Gonzalo Carranza /Luis Scafati
$18.000
Sin stock
Hermann Hesse - Para principiantes - Gonzalo Carranza /Luis Scafati $18.000

Hermann Hesse para principiantes - Gonzalo Carranza /Luis Scafati ISBN 9879065808 LIBRO NUEVO 

La literatura no es importante para mi, no pienso en la fama. En cambio, me propongo cautivar a algunos lectores atentos y convertirlo en amigos personales , escribió Hermann Hesse en 1903. La historia de esa amistad produjo, a lo largo de la primera mitad del siglo XX, algunas de las obras más importantes de la literatura alemana contemporánea. No sorprende, entonces, que los jóvenes de todo el mundo continúen leyendo Demian (1919), Siddartha (1922), El lobo estepario (1927), Narciso y Goldmundo (1930) y El juego de abalorios (1943) con el mismo entusiasmo con que lo hacían sus primeros destinatarios en Berlín o en Zurich.El amor a la naturaleza, el pacifismo y la preocupación por las religiones orientales son algunos de los temas que reaparecen en sus textos. Pero Hesse nunca adhirió a una doctrina determinada, ni pretendió convertirse en un maestro. La escritura no era para él más que una manera de descubrirse a sí mismo.En Hermann Hesse Para Principiantes, Gonzalo Carranza y Luis Scafati recrean los riesgos que supone seguir el propio camino.