Ubicación: A 00014

Editorial Nueva Nicaragua  - Ediciones Monimbó

 Pasta Blanda, 108 Páginas. Libro leído en buen estado.

"...Ya ves, viajero, está su puerta abierta,

todo el país es un inmensa casa.

No, no te equivocaste de aeropuerto:

entrá nomás, estás en Nicaragua

De Noticias para viajeros, Julio Cortázar, febrero 1980

Nuestra llegada a la capital de ese país sudamericano a inicios de 1981 fue por tierra. Con el “Ticabus” que, por entonces, en unas doce horas recorría los 420 kilómetros desde San José, Costa Rica. El punto de llegada: una improvisada estación de ómnibus en el “centro” histórico inexistente de Managua, desaparecido por el devastador terremoto de diciembre de 1972.

Managua, una de las pocas –tal vez la única- capital planetaria con escombros por puntos cardinales, rápidamente confrontaba al viajero con una realidad repleta de certitudes históricas. Había sido la corrupción generalizada con los fondos internacionales de reconstrucción post-terremoto lo que precipitó la derrota de Anastasio Somoza Debayle, último de una dinastía familiar que con fuego y sangre había gobernado el país desde hacía más de 40 años..."

 

 

Nicaragua tan violentamente dulce - Julio Cortázar

$18.000
Nicaragua tan violentamente dulce - Julio Cortázar $18.000

 Ubicación: A 00014

Editorial Nueva Nicaragua  - Ediciones Monimbó

 Pasta Blanda, 108 Páginas. Libro leído en buen estado.

"...Ya ves, viajero, está su puerta abierta,

todo el país es un inmensa casa.

No, no te equivocaste de aeropuerto:

entrá nomás, estás en Nicaragua

De Noticias para viajeros, Julio Cortázar, febrero 1980

Nuestra llegada a la capital de ese país sudamericano a inicios de 1981 fue por tierra. Con el “Ticabus” que, por entonces, en unas doce horas recorría los 420 kilómetros desde San José, Costa Rica. El punto de llegada: una improvisada estación de ómnibus en el “centro” histórico inexistente de Managua, desaparecido por el devastador terremoto de diciembre de 1972.

Managua, una de las pocas –tal vez la única- capital planetaria con escombros por puntos cardinales, rápidamente confrontaba al viajero con una realidad repleta de certitudes históricas. Había sido la corrupción generalizada con los fondos internacionales de reconstrucción post-terremoto lo que precipitó la derrota de Anastasio Somoza Debayle, último de una dinastía familiar que con fuego y sangre había gobernado el país desde hacía más de 40 años..."