Ubicación: A 00014

Libro leído

Editorial Seix Barral, S.A.

Pasta Blanda, 181 Páginas.   "...El título de este escrito es el de un cuento de la escritora uruguaya Cristina Peri Rossi que relata, con ameno estilo y fino humor, la historia de un mítico museo donde se guardan, para solaz y meditación de unos pocos asiduos, los esfuerzos y planes de la humanidad que nunca llegaron a nada. Aparecen allí, por ejemplo, las expediciones a lugares que no existen, las fórmulas y pociones para lograr la inmortalidad y la historia del hombre que dedicó su vida a acabar con las guerras, hasta que una bala lo mató.

Aquí nos caería de perlas un museo de esfuerzos inútiles, pues de esa clase de esfuerzos está plagada nuestra vida ciudadana. Y a él podrían incorporarse varios de los museos existentes en Bogotá, que tiene un número bastante grande de ellos, 26 para ser exactos, muchos de los cuales están en un estado bastante precario y cumplen una dudosa función. (¿No es irónico que Bogotá tenga un museo de desarrollo urbano? Se debería llamar de subdesarrollo urbano y es nuestra única galería surrealista)..."

 

 

El museo de los esfuerzos inútiles - Cristina Peri Rossi - Isbn 8432245240

$25.000
El museo de los esfuerzos inútiles - Cristina Peri Rossi - Isbn 8432245240 $25.000

 

Ubicación: A 00014

Libro leído

Editorial Seix Barral, S.A.

Pasta Blanda, 181 Páginas.   "...El título de este escrito es el de un cuento de la escritora uruguaya Cristina Peri Rossi que relata, con ameno estilo y fino humor, la historia de un mítico museo donde se guardan, para solaz y meditación de unos pocos asiduos, los esfuerzos y planes de la humanidad que nunca llegaron a nada. Aparecen allí, por ejemplo, las expediciones a lugares que no existen, las fórmulas y pociones para lograr la inmortalidad y la historia del hombre que dedicó su vida a acabar con las guerras, hasta que una bala lo mató.

Aquí nos caería de perlas un museo de esfuerzos inútiles, pues de esa clase de esfuerzos está plagada nuestra vida ciudadana. Y a él podrían incorporarse varios de los museos existentes en Bogotá, que tiene un número bastante grande de ellos, 26 para ser exactos, muchos de los cuales están en un estado bastante precario y cumplen una dudosa función. (¿No es irónico que Bogotá tenga un museo de desarrollo urbano? Se debería llamar de subdesarrollo urbano y es nuestra única galería surrealista)..."